× Bahía Hoy La Región Deportes Fallecimientos Clima Cartelera de Cines Agenda Horóscopo Descuentos! Tienda RADIO EN VIVO
RADIO EN VIVO
Femicidio en Dorrego: "Quedó probado que Camarero no era inimputable"
Marcelo Camarero fue condenado a perpetua por el femicidio de Liliana Díaz.

Viviana Lozano, abogada que patrocinó a la familia de Liliana Díaz -la mujer cruelmente asesinada por Marcelo Camarero el 8 de junio de 2016 en Coronel Dorrego-, valoró el fallo dado a conocer ayer, por el cual su femicida fue condenado a cadena perpetua.

"En la sentencia se resaltó la verdad, dándole credibilidad a la violencia de género. Este caso tuvo todos los condimentos de violencia física, económica y psicológica. La sentencia lo reflejó y la familia de la víctima hoy siente un bálsamo, un mimo al alma, a sabiendas de que el veredicto no les devuelve a Liliana", resaltó Lozano, en LA BRÚJULA 24 FM 93.1.

Y añadió: "El abogado de Camarero planteaba la inimputabilidad porque el condenado había tomado alcohol y pastillas, las cuales quedó acreditado que consumió después del hecho. Hay pruebas que demuestran lo contrario, porque él manejó, hizo más de 20 llamadas telefónicas, limpió el arma e ingresó perfectamente el vehículo a la cochera".

Ayer, mediante la lectura del veredicto, quedó acreditado que el condenado mató a la mujer de 29 años en una cochera de la vecina localidad. El juicio estuvo a cargo de los jueces Daniela Castaño, Eduardo d`Empaire y Hugo De Rosa, miembros del Tribunal en lo Criminal N°3 de Bahía Blanca.

"A las personas que este hombre contactó les dijo 'me mandé una macana, maté a la negra'. Horas después se presentó en la comisaría. Si uno reúne todas estas pruebas, está claro que era consciente de sus actos. Es cierto que el femicida llegó a la comisaría con olor a alcohol, pero quedó probado que bebió con posterioridad al hecho", expuso la abogada en el programa "Bahía Hoy".

Luego, apuntó contra la estrategia de Camarero: "Desde el momento en el que quiere menospreciar su relación con Viviana, diciendo falsamente que era prostituta y le pagaba. Hay grabaciones de llamadas y mensajes de texto donde le decía a Liliana que la amaba. Incluso controlaba dónde estaba. Si ella era como él decía, no la hubiese tenido viviendo en su casa, ni mandado flores y menos aún seguirle sus pasos a cada momento".

"Es uno de los casos en el que mayor cantidad de pruebas se llegó al debate. Todo el material que había en su teléfono celular fue clave. Él mismo hacía circular fotografías y videos íntimos de Liliana, los cuales remitió varias veces a sus contactos. Teníamos mensajes en los que la trataba de 'negra puta' porque no quería volver y después le pedía disculpas, adjuntándole las fotos y videos de la intimidad", concluyó.




Te puede interesar


Ver comentarios (0)