Todo lo que necesitás saber al instante
Alfredo Leuco defendió a su hijo tras los Martín Fierro de Radio: "Me enorgullezco de su reacción"
Alfredo Leuco defendió a su hijo tras su reacción en los Martín Fierro de Radio
14.11.2017 | 14:18

Alfredo Leuco y su hijo Diego vienen siendo centro de atención de los medios y las redes sociales, luego del episodio ocurrido el último domingo durante la entrega de los Martín Fierro de Radio. Al respecto, el periodista aseguró sentirse orgulloso por la actitud de Diego. Y aclaró que el insulto antisemita durante la ceremonia en La Rural existió, pero que no pudieron detectar al agresor.

"Yo iba dispuesto a no hablar de política cuando subiera al escenario, porque estoy agotado del tema y porque creo que la gente también está agotada", comenzó su explicación Leuco (62 años).

"Pero finalmente lo hice porque me enojó el discurso totalmente sesgado" (se refiere a las palabras de Reynaldo Sietecase, quien llegó más tarde a la gala y no pudo recibir el Martín Fierro a mejor periodístico matutino de FM, y que leyó la locutora Verónica Castañares). Acá hay víctimas: los trabajadores. Los victimarios son los delincuentes oportunistas, que no eran gente de los medios y que hicieron su negocio. Sé lo que significa estar sin laburo y me parece un tremendo nivel de injusticia para la gente", continuó.

"Pero hay que dar nombres de responsables. Atacan con que no hablo de DyN. Yo no hablo de Página 12 o de DyN, porque están en crisis por cómo se modifica la industria periodística. Una cosa es la crisis del papel, o que la tecnología ponga en riesgo a una agencia porque un celular puede ser hoy una agencia de noticias. Pero otra muy distintas es que delincuentes hagan su negocio y no realicen el pago de los aportes jubilatorios de los trabajadores", enfatizó.

-¿Cómo fue exactamente el episodio de furia de Diego?

-A Diego en ese momento de la reacción no lo vi, porque yo estaba dando notas a un costado. Después vi los videos. Lo que hace él es una reacción normal de un hijo cuando insultan a un padre. Yo di un discurso encendido por la forma, pero no insulté, no usé puteadas. Diego estaba con bronca y me enorgullezco de su reacción. Esa noche se quedó mal y el comentario que le hizo un amigo fue sabio.

-¿Qué le dijo?

-"No te arrepientas por la reacción. Hoy no dormís, pero si no defendías a tu padre, no ibas a poder dormir toda la vida". Diego hizo bien en escuchar a su novia y volver sobre sus pasos. No insultó, no hizo nada, se mantuvo a 20 metros. La cuestión es que no era uno solo el que puteaba. Eran varios. Una cosa es decir forro, pero ¿usar la palabra judío como insulto? ¿Lo dijo Capasso? Eso no lo sabemos. No voy a llevar el tema a la Justicia porque no tenemos la prueba de que lo haya dicho él. La primicia es que acaban de pedirme disculpas.

-¿Quién te pidió disculpas?

Pancho Meritello, Director del Grupo Octubre (AM 750). Aclara que la reacción de ese grupo de trabajadores de la radio no tiene nada que ver con el espíritu del grupo. "Más allá de las diferencias que existan, la falta de respeto es un límite", aclara. Yo le dije que era muy gentil con su actitud y que aceptaba las disculpas, claro. La gracia del periodismo es poder decir cosas. Los periodistas honestos no nos hacemos millonarios, no hacemos esto por la plata, sino porque tenemos pasión por la búsqueda de la verdad. Sergio Szpolski es uno de los vaciadores seriales de medios, se ha hecho millonario con el kirchnerismo. Yo me pregunto, ese señor, ¿tiene algún tipo de protección?

-¿Protección?

-Porque su administrador general hoy trabaja en la Side de Macri. Me gustaría que este gobierno dé explicaciones. Soy crítico contra Macri, porque esa es mi misión. Yo me dedico a esto porque la gracia es tener una mirada crítica.

-¿Te arrepentís de tus dichos durante el discurso? ¿Se malinterpretaron? ¿Vos decís que los trabajadores son responsables de los patrones que tienen...

¿Cómo me voy a arrepentir si estoy hablando de Cristóbal López? De Electroingeniería. Esa fue mi indignación. Se malinterpreta lo que dije. Escuchen bien: digo que hay que entregar licencias a quienes sean verdaderamente responsables, los Estados deben ver bien a quiénes le entregan los medios. No hay que dárselo a tipos acusados de negociados, ni a oportunistas que se meten en los medios con otra intención. Los periodistas somos abogados del hombre común y fiscales del poder. ¿Cómo me voy a tirar en contra de los verdaderos trabajadores? Me solidarizo con el verdadero trabajador. No con los Víctor Hugo, los Navarro, los Brienza, los Barone, con esos que tenían tres y cuatro empleados bancados por el kirchnerismo. Nunca me callaré. Este laburo me gusta y lo amo profundamente como para tener claro que el periodismo incomoda a los cómodos, a los poderosos económicamente.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR