× Bahía Hoy La Región Punta Alta Deportes Fallecimientos Clima Cartelera de Cines Agenda Horóscopo RADIO EN VIVO
RADIO EN VIVO
CAIGA QUIEN CAIGA

HONRAR EL CARGO

La investigación contra el jefe de los fiscales federales no es un caso más. La gravedad de los hechos bajo análisis de la Justicia Federal conmociona y genera un amargo desasosiego. Una de las máximas autoridades de la ciudad, que debiera velar y luchar por los intereses de los ciudadanos, está vinculado a transas y narcos.

Pero no todo está perdido. Así como el accionar de un funcionario público resulta absolutamente inexcusable, hay otros que honran y dignifican la labor para la que fueron designados.

El Juez Walter López Da Silva, un desconocido para la mayoría de los bahienses y para el propio Poder Judicial local, cumplió (y cumple) con su deber de investigar a un par que ostenta un cargo tan o más importante que el suyo.

En un país donde funcionan las instituciones no sorprendería, sin embargo en la Argentina -dónde los escándalos que involucran a magistrados son moneda corriente- vale la pena rescatar la autonomía y el coraje con el que actuó López Da Silva y su secretario Ivo Krasnopol. Sin mucho esfuerzo y sin que nadie lo notara, el Juez podría haber obviado los datos que surgían de las investigaciones y que comprometen al fiscal Alejandro Cantaro. Hubiese sido menos perturbador para él y su círculo de trabajo. Pero no fue así. Decidió avanzar.

“Se lleva puesto al jefe de los fiscales federales. Primero hay que tener pelotas. Y segundo ser independiente de los distintos círculos de poder que siempre existen y que podrían intentar condicionar decisiones de esta naturaleza”, grafica un veterano funcionario judicial de la ciudad.

Termine como termine la causa judicial en la que se investiga a Cantaro, siempre habrá que recordar y valorar a este funcionario público que no miró para otro lado. Y que cuando tuvo el caliente expediente sobre su escritorio hizo lo que debía: honrar su cargo.

 

BUENAS NOTICIAS EN ESPORA

Hace nueve meses atrás, en esta misma sección se relataba el pedido que le habían realizado miembros de la Base Aeronaval de Comandante Espora al Presidente Mauricio Macri.

Fue el 4 de agosto del año pasado, cuando el primer mandatario llegó a Bahía para acompañar a sus candidatos en las PASO. Apenas pisó suelo bahiense, se cruzó con pilotos de los Super Étendard, que lo esperan en el hangar principal. Los oficiales de la Armada le expresaron la “imperiosa necesidad” de reequipar esa fuerza. “La mayor parte del material aéreo está obsoleto y no se puede volar”, le dijeron.

El presidente les prometió una solución.

Ahora, según se publicó el viernes en el Boletín Oficial, el Gobierno autorizó la compra de cinco aviones de combate usados "Super Étendard" a la Marina Nacional Francesa por 12,6 millones de euros (15,1 millones de dólares).

Los nuevos aviones reemplazarán a los Super Étendard comprados por Argentina en 1979 y que hoy se encuentran fuera de servicio en Espora. Como se sabe, esos aviones tuvieron un rol protagónico en la Guerra de Malvinas en 1982.

 

POLICIA-FOTÓGRAFO BAJO LA LUPA

En este último tiempo varios efectivos de la Policía Bonaerense que se desempeñan en nuestra ciudad fueron noticia por estar involucrados en hechos escandalosos, y esta sección pudo saber que a esa lista se suma un subinspector que actualmente se desempeña en la Delegación de Inteligencia Criminal de la Departamental.

Sucede que además de policía, el hombre en cuestión también es fotógrafo, y la Fiscalía N° 14 que se encarga de los delitos sexuales lo está investigando tras la denuncia de una joven. Según dijo, fue fotografiada cuando era menor de edad y utilizando poca ropa. Ella misma comentó que había accedido a hacerlo, pero esas imágenes nunca llegaron a sus manos, como habían acordado.

Además, otras dos chicas menores de edad declararon ante la Policía que también les tomaron fotos, en algunos casos abrazándose entre ellas.

Fuentes de la Fiscalía señalan que hasta ahora no se ha podido probar ningún delito, ya que no se encontró ninguna imagen de las referidas, y por ende no se puede saber si tienen o no algún contenido sexual. De todas maneras, se secuestraron computadoras que están a la espera de ser peritadas. Lo que se intenta saber es si se está ante un caso de pedofilia.

 

CÓMO ES EL PABELLÓN DEL MONSTRUO BENÍTEZ

La semana pasada LA BRÚJULA 24 informó que el único detenido del macabro “Clan Benítez”, hablamos de Fernando, pidió pasar a un pabellón evangélico de la Unidad Penal N° 4, por miedo a sufrir un ataque sexual.

Bahía Indiscreta indagó con varias fuentes para poder dar detalles de cómo es el lugar en el que vivirá desde ahora y hasta el juicio, y probablemente durante muchos años más.

El pabellón en cuestión es el 2B, en el que solo pueden convivir quienes profesan ese culto religioso. Junto con él, hay otros 80 internos y todos los días reciben “la palabra de Dios” por parte de los pastores.

En ese lugar hay una especie de código ético que rige para todos, y si alguno no lo cumple, sus mismos compañeros piden que sea expulsado. Eso rara vez ocurre, ya que nadie querría perder el “beneficio” de estar allí.

El pabellón está compuesto por celdas (que no son individuales, por supuesto) y un espacio común. A su vez, el día se divide en tres: hay un momento en el que están engomados (encerrados); otro en el que están en el pasillo común, que es cuando pueden charlar, cocinar, comer, bañarse y hacer otras actividades; y un tercero en el que están en el patio, normalmente jugando al fútbol.

Los presos que habitan este pabellón en cuestión son incentivados a hacer algún tipo de tarea, ya sea estudiar cualquier nivel de enseñanza, desde primario, pasando por secundario y universitario; participar en actividades culturales; o hacer trabajos en el taller. A este sistema se le llama “de tareas tratamentales”.

Alguien que conoce muy bien la cárcel de Villa Floresta, cuando fue consultado sobre este tipo de pabellones, dijo una frase elocuente: “Ahí no hay lugares buenos, solo hay algunos menos malos. Si un pabellón común es como dormir en la selva, uno de evangélicos es como dormir en una banquina asfaltada. Sigue siendo la intemperie, pero no vas a ser violado, golpeado o apuñalado”.




Te puede interesar