× Bahía Hoy La Región Deportes Fallecimientos Clima Cartelera de Cines Agenda Horóscopo Descuentos! Tienda RADIO EN VIVO
RADIO EN VIVO
LA DOCENTE QUE LE GANÓ LA PULSEADA A MILSTEIN

UNA DOCENTE LE GANÓ LA PULSEADA A CÉSAR MILSTEIN

Nuestro país tiene cinco personalidades que han obtenido uno de los logros más importantes al que un ser humano puede aspirar: un Premio Nobel. De esos cinco, tres lo obtuvieron en una categoría relacionada con las ciencias "duras", con lo difícil que eso siempre fue para los latinoamericanos. Y de esos tres, uno, por supuesto, es bahiense.

Eso significa que solo cinco ciudades en todo el territorio nacional pueden decir que tienen un hijo ganador del galardón que entrega anualmente la Real Academia de las Ciencias de Suecia, y por ende, pueden contar con la posibilidad de homenajearlo. Ahora bien, si nos paráramos en la Plaza Rivadavia y le preguntáramos a la gente dónde está el monumento a nuestro premio Nobel Cesar Milstein, pocos sabrían contestar. Y tristemente, seguro alguno preguntaría quién es Milstein.

Desde el Municipio hace un tiempo se tiene la idea de nombrar alguna calle importante de Bahía como el ganador del Premio Nobel de Medicina en 1984, otorgado por sus investigaciones sobre los anticuerpos, y creían que no había mejor lugar que el tramo de la ex Ruta 33 que une la rotonda de Bosque Alto con la Avenida Alem. Pero a último momento surgió una competidora que le ganó la pulseada al químico. Se trata de una docente llamada María Antonia Arnold.

Sin ánimo de ofender la memoria de la maestra nacida el 10 de mayo de 1869, quien fue sobrina nieta del almirante Guillermo Brown, y que se estableció como pionera de la educación en nuestra ciudad en 1910, la verdad que en la comparación con un ganador del Nobel, siempre perdería, salvo para la particular consideración de nuestros concejales. Sucede que los representantes del pueblo votaron a favor de que esa arteria lleve el nombre de la maestra, en detrimento del científico.

Por suerte parece que César Milstein no se quedará sin su merecido reconocimiento, ya que, a pesar de que no era la primera opción, una obra de parquizado que se llevará a cabo sobre el ingreso a Bahía entre las calles Drago y Brown, llevaría su nombre. Desde ya que todo homenaje a nuestro Nobel es bienvenido, aunque llegue bastante tarde.

 

EN PALIHUE, FURIOSOS CON “TRÁNSITO”

El barrio Palihue tiene un diseño vial que lo hace muy particular. Emplazado en lo que en algún momento se planificó como un parque, sus calles forman curvas, recovecos y diagonales que siempre complicaron al conductor que no es del sector.

Pero en este último tiempo la cantidad de vehículos y transeúntes que ingresan al barrio creció de forma exponencial. Y la inacción del área de Tránsito del Municipio ante las propuestas de solución empeoró todo. O por lo menos es lo que opina la mayoría en el barrio, representada por la Sociedad de Fomento.

Con furia, los palihueros aseguran que, desde la Municipalidad, les ponen palos en la rueda cada vez que presentan un proyecto para mejorar la transitabilidad de las calles o la seguridad. El último caso es el de varios reductores de velocidad que intentaban colocar. Hasta alguno dejó entrever que el barrio es un lugar en donde el Ejecutivo solo aparece para recaudar impuestos, pero poco y nada para colaborar: "Todo lo que tiene Palihue sale de nuestro bolsillo. Como por ejemplo las cámaras de seguridad", comentó un conocido vecino.

Pero esto no es todo. Porque a la queja por las obras que piden los vecinos y nunca se concretan, se sumó una insólita interna. Acusan a un conocido "bolichero" de estar complotado con una mujer que tira para atrás cada idea que plantea el resto de los habitantes del barrio. Más aun, aseguran que el empresario de la noche pega dos gritos y los funcionarios lo obedecen sin chistar.

Según pudo averiguar Bahía Indiscreta, ya hay una reunión planeada entre residentes de Palihue y el intendente Gay para los próximos días. Pero ojo, porque los ánimos en el barrio están muy caldeados y prometen que no se irán de su despacho con las manos vacías.

 

ABSA… EN ALGO ESTÁ CAMBIANDO

En la empresa Aguas Bonaerenses, como lo indica su nuevo slogan, “algo está cambiando”: en los próximos días dejará las oficinas que ocupa en calle Zelarrayán 640 para volver a instalarse en el inmueble de Moreno 9.

Algunos recordarán que en ese lugar ya se encontraba la sede comercial de la empresa que da el servicio de agua de red y cloacas, como así también estuvieron allí la polémica Azurix (nadie olvida el olor a “gamexane”) y el plan de ahorro Persa, de la familia del fallecido expresidente de Olimpo, Jorge Ledo.

Esperemos que si el cambio es para ahorrar unos pesos, vayan directo a mejorar el servicio, que bastante falta hace.




Te puede interesar