Todo lo que necesitás saber al instante
PINTORESCA INTERNA JUDICIAL
17.07.2017 | 09:51

PACTO FELIÚ-MASSA

Sergio Massa elogió públicamente a Marcelo Feliú. Dijo que si tuviera que “comprar el pase” de un político de otro partido elegiría al bahiense, el mismo que hoy milita junto a Florencio Randazzo.

Los dichos del tigrense generaron zozobra en sus representantes locales. Semejante elogio al candidato de Cumplir, en el comienzo de la campaña electoral, despertó suspicacias y generó malestar.

A los precandidatos Martín Salaberry y Fabián Lliteras les cayó como un baldazo de agua helada. Ambos competirán, paradójicamente, contra el flamante mimado de Massa. “Sergio nos tiró por la ventana”, bramaba uno de los postulantes en el lobby de un hotel de calle Saavedra.

La incidencia que tendrá el panegírico de Don Sergio al hombre de Randazzo en las urnas está por verse. Como ya ha descrito esta sección, Feliú es el mejor candidato, pero en la peor boleta. Los números de Florencio en Bahía no son buenos y la tracción que puede haber desde abajo, léase desde el candidato local hacia el nacional, tiene un límite. Será cuesta arriba en un camino resbaladizo.

Algunos dan por hecho un acuerdo implícito entre Feliú y Massa. Ellos han hablado en varias oportunidades y las palabras sólo fueron de afecto y respeto.

El líder de 1País apuesta a que Feliú reparta la boleta cortada en Bahía. De este modo, protagonizaría una virtual “doble colectora hacia arriba” sumando para Randazzo, pero también para Massa.

El tigrense sabe que Feliú le quita votos a su partido. El votante de Marcelo provendrá, en su mayoría, del peronista no kirchnerista y de los independientes. Esa cosecha no la quiere perder el creador del Frente Renovador a manos del randazzismo en Bahía.

Feliú es consciente de que será imposible ganar esta elección, pero sabe que debe hacer un papel más que digno (esto es ganarle a todos los peronistas y kirchneristas) para fortalecerse y perfilarse al 2019.

 

GUERRA DE MEMES EN LA JUSTICIA

Las internas no son exclusivas del ámbito político. El Poder Judicial no está exento de ellas y en los últimos días hubo correveidiles por todos lados. La decisión de la Sala I de la Cámara local de Apelaciones y Garantías de revocar el fallo de la jueza Susana Calcinelli y ordenar la detención de Nazareno Goyak, un temerario conductor, generó todo tipo de comentarios. A favor y en contra.

Desde la tribuna de la jueza de garantías salieron a criticar –siempre por lo bajo, como suelen ser las rencillas de los magistrados– la resolución de los camaristas. Opinan que fue un fallo para satisfacer a la prensa y a “la popu”. Los reproches del sector “progre” al sector “facho” fueron acompañados por memes, que hasta familiares directos de Calcinelli se encargaron de viralizar desde sus teléfonos.

“Los defensores de Susana (Calcinelli) repiten que muchos magistrados juegan para la tribuna y fallan según lo que dicen los medios de comunicación. Por eso mandaron a las redes un dibujo burlándose de los camaristas y los periodistas”, analiza un veterano juez. Y agrega, en tanto, que “del otro lado, opinan que es hora de entender que el Poder Judicial también está sujeto a críticas y que no debe vivir en un frasco, desconociendo el padecimiento de la gente”.

Y la historia no quedó allí. La fiscalía también “cobró” en la sorda disputa. En un segundo meme apuntaron contra el secretario del general Juan Pablo Fernández, Santiago Garrido, que había oficiado de vocero en la causa “Goyak”.

Garrido había argumentado en contra de Calcinelli por dejar en libertad al imputado y había defendido la postura fiscal. Desde el bando enfrentado al Ministerio Publico desempolvaron una causa en su contra y le “sacudieron las plumas”.

“No puede hablar de Goyak si él mismo tuvo una causa y fue condenado por manejar borracho”, repetían en los despachos de Estomba y en los de avenida Colón, mientras bromeaban con un Photoshop de Garrido junto al cantante “Chano” Charpentier, conocido por su libertina conducción de vehículos. Enfrente, quienes también tienen memoria, recuerdan un episodio en el que Calcinelli conducía un utilitario del Poder Judicial y fue secuestrado en un control vehicular.

 

CENA DE TRASPASO

Jorge “Corcho” Bonacorsi decidió desprenderse de su restaurante Yesterday. Desde el último viernes, las instalaciones de avenida Cabrera 4400 son explotadas por Lisandro Melisnky, dueño del ascendente Catering Happiness.

Como no podía ser de otra manera, el traspaso se celebró con una cena a la que asistieron varias personalidades de la ciudad.

El intendente Héctor Gay, que llegó temprano junto a su mujer; el secretario de Gobierno Fabio Pierdominici y el presidente del Consorcio del Puerto, Pablo Pusetto, fueron algunas de las caras más representativas del ámbito político.

Gustavo Elías (La Nueva) y Germán Sasso (La Brújula) compartieron la noche junto a sus esposas y al exdiputado nacional Juan Carlos “El Tumba” Bonacorsi, que estaba escoltado por su pareja Viviana Silvina Gaitán, una concejal peronista de Escobar.

Además, en la comida se pudo ver a Oscar Marbella y Guillermo Ciamberlani (Rex) que también fueron parte del evento, al igual que Hugo Borelli (ex Puerto) y los abogados  Francisco Costa y Enrique Fortunatto. Jorge Longoni y Juan Carlos Starobinsky (Corporación del Comercio), Roberto Elissamburu (UIBB), José Matoso (Ravens), Ricardo Santo (Oliva), Sebastián Schapiro y Omar Groh (LU2), Adolfo Real (fotógrafo) y el pintoresco rematador Daniel “Sapito” Biocca, entre muchos otros invitados.

El menú elegido por el Chef Pato Amantini fue dividido en cinco pasos: carpaccio de salmón con aire de remolacha; crocante de masa philo sobre portobello relleno con burrata; cappellacci di zucca con emulsión de manteca y un rack de cordero con vegetales grillados.

Los platos fueron acompañados por distintos maridajes de vinos. La sommelier Julieta Quindimil sirvió vinos blancos y tintos para acompañar cada uno de los diferentes sabores. El postre llegó ya de madrugada: tocinillo del cielo con peras al torrontes y queso mascarpone.

En las mesas se habló de todo. Las evaluaciones al gobierno y las elecciones de agosto fueron de los temas más conversados. Cada uno aportaba su teoría sobre la performance de los candidatos y varios sembraron dudas sobre el futuro económico del país.

Los casos judiciales “Bobinas Blancas” y “Rápidos y Furiosos” también se llevaron gran parte del cotilleo de los presentes. Las inversiones de Pampa Energía y la conflictividad creciente entre varias empresas del Polo y la Uocra fueron otras de las temáticas abordadas.

Por su parte, algunos se acercaron al empresario Elías para consultarlo sobre las versiones de que el Grupo La Nueva está negociando la compra del diario platense El Día y un canal de televisión.

 

AL HORNO.COM

En el más estricto sigilo se produjo el recambio del jefe de la delegación local de la Policía Federal. Según pudo conocer en exclusiva esta sección, el comisario Gustavo Namujlik fue reemplazado por Ricardo Villareal.

La salida de Namujlik fue sorpresiva, ya que hacía pocos meses que había desembarcado en la dependencia de Rondeau 139.

El motivo del recambio no tuvo que ver con las políticas criminales o con reacomodamientos propios de la fuerza sino que fueron motivos mucho más “mundanos”.

Namujlik –que ahora está sin destino– habría utilizado las redes sociales de manera inapropiada. “Lo que expuso en internet fue absolutamente inadecuado para un uniformado de su jerarquía”, confesaron en los altos mandos de la Federal que conversaron con Bahía Indiscreta.

“No quieran saber, no le pregunten a nadie”, lo que subió el comisario.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR